Noticias

LA UNIÓN EUROPEA PLANTEA UNA NUEVA NORMATIVA ORGÁNICA

19/10/2015

Por Diego García - Experto en aceites vegetales – Gerente de Brochenin S.A. Francia

Una de las frases que mejor describe la posibilidad de que el mercado de los productos orgánicos se mantenga y crezca es la de Dacian Ciolos, Comisionario Europeo de Agricultura ante la Comisión Barroso II: "El éxito del sector orgánico reposa no en las subvenciones sino en la confianza de los consumidores".

Sin proponérselo, tal afirmación encuentra correspondencia directa en los postulados de DAABON, que ha preferido invertir grandes esfuerzos en lograr procesos certificados, con más de veinte visitas de auditorías anuales - con enfoque diferentes, pero complementarios -, para darle la tranquilidad al cliente de haber comprado un producto obtenido en procesos agroindustriales limpios y responsables.

En un momento en el cual, la Unión Europea (UE), pionero de la normatividad orgánica, pretende introducir cambios en sus estándares que logren hacer más estrictas las exigencias de integralidad y calidad del producto certificado, es grato recordar que desde hace más de quince años, DAABON se puso a disposición de sus clientes; con la convicción de poder responder a los conceptos más altos de producción orgánica.

Sus esfuerzos han estado orientados a estandarizar y formalizar sus procesos productivos, enmarcados en principios de responsabilidad social y ambiental, junto a sólidos criterios de viabilidad económica. DAABON empezó a transformar el manejo de sus tierras agrícolas en espacios de producción orgánica, cuando aún ni las normas ni los productos orgánicos existían en el mercado. En vía de crecimiento, la visión empresarial siempre fue muy avanzada, los directivos siempre exigían un alto nivel de rendimiento y el objetivo siempre fue el mismo: la satisfacción de sus clientes.

Sin lugar a dudas, serán muchas las convergencias entre los objetivos de DAABON y las nuevas perspectivas de cambios sobre la aplicación y cumplimiento de las normas orgánicas en Europa; pues se trata de procesos afianzados en los mismos principios; aunque ya como empresa, tengamos un camino andado y unas metas logradas.

.