Fair News

DAABON-USA:-Respuesta-a-la-pandemia-del-COVID-19-

DAABON USA: Respuesta a la pandemia del COVID-19

09/06/2021

Por: Esther Meima, Directora de Ventas DAABON USA

Desde los primeros días de la pandemia, DAABON USA (DUSA) ha trabajado para ser lo más proactivo posible en la gestión de riesgos con lo que respecta al COVID-19. Inicialmente, había un enfoque claro en dos factores principales: la salud y la seguridad de nuestro equipo, por un lado, y por el otro, la estabilidad de nuestra cadena de suministro. DUSA había trabajado ya en la modernización de su infraestructura para respaldar a un equipo esparcido por todos los Estados Unidos. Con la aparición del COVID-19, DUSA actuó rápidamente y cerró su oficina principal en Miami, Florida, potencializando sus sistemas de tecnología para respaldar un ambiente de trabajo completamente virtual. Con nuestros miembros de equipo seguros en casa, nuestro enfoque principal fue asegurar operaciones continuas e ininterrumpidas, con el fin último de mantener un alto nivel de servicio al cliente ininterrumpido.

El equipo de DUSA trabajó de la mano de nuestros clientes y socios logísticos en los Estados Unidos, así como también con los equipos directivo y de producción en Colombia, para vigilar con detenimiento nuestra cadena de abastecimiento. Esto conllevó a un incremento en comunicaciones virtuales con nuestros accionistas y un planeamiento cuidados de inventarios en un esfuerzo para minimizar cualquier posible impacto a nuestros clientes en caso de que hubiese alguna interrupción inesperada en la cadena.

Aunque las redes de transporte marítimo internacional usadas por DUSA, en efecto, experimentaron interrupciones menores, afortunadamente, no hubo interrupciones de servicio mayores. Con la planeación adaptada a la situación de pandemia que nuestro equipo habían puesto en marcha, pudimos mantener un abastecimiento seguro para nuestros clientes a pesar de estos problemas logísticos.

En los Estados Unidos, la coordinación de la respuesta a la pandemia y los cierres y restricciones relacionados fueron dejados a cada estado para que lo decidieran, en vez de establecer un protocolo a nivel nacional. Esto generó un enorme grado de incertidumbre en lo que tenía que ver con posibles impactos en nuestra cadena de suministro, con preocupaciones acerca del cierre de fábricas o autopistas en ciertas áreas del país. Como resultado del manejo por estado que se le dio al COVID-19, la disponibilidad de camiones y un incremento en costos de transporte siguen siendo problemas aún sin resolver.

Además de esto, la demanda se ha vuelto más difícil de predecir, con compras inducidas por el pánico siendo prevalentes desde el comienzo de la pandemia y, luego, cambios en el comportamiento del consumidor que han impulsado un destacado incremento en ventas en ciertos segmentos de la industria alimenticia estadounidense (entre ellos, los pasabocas y los elementos para hornear en casa), al mismo tiempo que otros segmentos, así como el de la comida rápida para llevar, sufrieron. Esta impredecibilidad requirió que DUSA permaneciese alerta lo más posible para que los procesos siguieran funcionando sin contratiempos y, así, poder satisfacer las necesidades de nuestros clientes.