Fair News

RETOS-PARA-DAABON-EN-LOS-MERCADOS-EUROPEOS-Y-DEL-REINO-UNIDO-DURANTE-EL-2020-RELACIONADOS-AL-BREXIT-Y-AL-COVID-19

RETOS PARA DAABON EN LOS MERCADOS EUROPEOS Y DEL REINO UNIDO DURANTE EL 2020 RELACIONADOS AL BREXIT Y AL COVID-19

09/06/2021

Por Astrid Duque, Gerente General de DAABON UK y Sven-Dai Landshöft (Director de Cadena de Abastecimiento, DAABON Europe)

 

El año 2020 y, por lo menos, parte del año 2021, será recordado alrededor del mundo por una cosa en particular: el COVID-19. El virus ha tenido un impacto devastador en tantas personas y ha causado tanto malestar a la economía global, a tal nivel que será siempre recordado como una de las peores crisis globales que cualquier de nosotros vivirá jamás.

El impacto de la pandemia en curso ha sido enorme en Europa y hemos estado lidiando con otro evento que ha cambiado las reglas de juego: el Brexit. Esto ha estado en la agenda por algún tiempo ya y la incertidumbre alrededor de cuáles serían los términos en que el Reino Unido saldría de la Unión Europea empeoró las cosas. Por tal motivo, el acuerdo pactado entre la Unión Europea y el Reino Unido a finales de diciembre del año pasado fue un gran alivio. Sin embargo, estamos lejos de comprender lo que esto realmente significa para todos nosotros. Hay esperanzas de que los problemas administrativos y de logística iniciales que se han experimentado hasta el momento serán seguidos por una relación futura cordial y directa entre las nuevas partes.

 

Hasta que el COVID-19 asomó su fea cara, el Brexit era la preocupación más grande para cualquier negocio de importación-exportación en Europa, así como también para compañías multinacionales como la nuestra, quienes exportamos a ambas regiones y tenemos una presencia física en la Unión Europea. Era visto como una fuerza desconocida y potencialmente disruptiva, sin embargo, ignorábamos el hecho de que algo más llegaría y lo empujaría firmemente a un segundo lugar. En el Reino Unido y en la Unión Europea, los gobiernos impusieron medidas estrictas de confinamiento al tiempo en que el COVID-19 comenzó a saturar las camas en los hospitales en marzo del año pasado. Se les fue dicho a los empleados que trabajaran desde casa, a menos que fuesen considerados trabajadores claves que proveyeran servicios esenciales que no pudiesen proveer desde casa. Más tarde el mismo año las restricciones fueron relajadas y los confinamientos fueron temporalmente eliminados en su totalidad; mascarillas, geles antibacteriales y otros métodos fueron usados para aumentar el requisito científicamente probado de distanciamiento social y limitar el número de personas en congregaciones sociales y laborales.

 

Las medidas del gobierno, tales como trabajar desde casa, el esquema furlough*, préstamos, donaciones y reducciones en tasas de interés, fueron instaurados en el Reino Unido y a través de toda la Unión Europea. Las autoridades intentaron mitigar algunos de los impactos financieros que el confinamiento y, luego, el sistema por niveles tuvo en los empleadores y empleados. Cientos de miles de millones de libras esterlinas y euros fueron invertidos para proveer un cierto nivel de protección económica para los ciudadanos durante este periodo sin precedentes, a la vez que se proveían estímulos económicos donde era posible hacerlo.

 

En un momento en donde nada es normal, ambas oficinas (DAABON UK (DUK) y DAABON Europe (DEU)) han intentado mantener todo lo más cercano a lo normal. Hemos trabajado más duro que nunca y hemos encontrado maneras virtuales creativas y recursivas para asegurar que DAABON permanezca visible y confiable. Nuestras unidades de negocio en Reino Unido y en Europa han continuado a funcionar todo este tiempo de manera remota. No necesitamos poner a ninguno de nuestros empleados bajo el esquema de furlough*; todos han trabajado desde casa y hemos identificado por lo menos algunos beneficios de esto. Muchos de nuestros empleados tienen niños y, debido a que las escuelas fueron cerradas por largos periodos, era importante que pudiesen cuidar de ellos y educarlos desde casa mientras que continuaban con sus labores. La comunicación no ha sido tan difícil, ya que, como todas las demás personas, nos hemos acostumbrado al contacto virtual. Cabe mencionar que todas las auditorías para las diferentes certificaciones que tenemos, organic y RSPO, por ejemplo, han sido hechas de manera remota, así que permanecemos completamente al día con los esquemas de certificaciones clave para la industria europea.

 

Hemos visto un enfoque muy dinámico de nuestros clientes, particularmente de parte de los fabricantes que abastecen a los minoristas. De alguna manera, la mayoría de ellos han mantenido sus órdenes al mismo nivel, o incluso las  han aumentado. La categoría orgánica ha encontrado un buen impulso porque la gente está buscando comer más saludable. Por otro lado, ha habido una reducción significativa comercial en la industria alimenticia, dado que el sector ha sido desactivado por completo por periodos largos. Muchos de los grandes negocios de la industria alimenticia en los sectores hoteleros, de pubs y restaurantes no pueden operar, así que, por supuesto, la demanda de aceite de cocina se ha venido abajo.

El transporte marítimo mundial ha sido afectado severamente por el COVID y como las nuevas olas de la pandemia siguen alterando las cadenas de abastecimiento, todavía se tiene la preocupación de que pueda haber un declive más pronunciado en los próximos meses. En el pico de la crisis, cuando la contracción de los volúmenes de carga trajo consigo un reto adicional al desequilibrio estructural del mercado, la industria de transporte en contenedores adaptó y concentró su enfoqué en mantener la rentabilidad más que en la participación en el mercado. Como resultado de ello, los fletes marítimos han permanecido en niveles estables sin importar la poca demanda. Desde la perspectiva de los transportistas marítimos, estas estrategias significaron una limitación de espacio severa para transportar mercancía y demoras en las fechas de entrega. Predecir el impacto a largo plazo de la pandemia, así como el tiempo que le tomará a la industria recuperarse está lleno aún de incertidumbre.

Debido a la naturaleza cambiante del virus, el clima de negocios está cambiando día a día, a veces tan dramáticamente, que también es imposible predecir lo que sucederá incluso en el corto plazo. El sector minorista continua a operar, ya que es un servicio esencial. Sin embargo, aparte de aquellos operadores que tienen la capacidad de ofrecer servicios a domicilio y para llevar, la industria de servicios de alimentos está en pausa por el momento. Estamos esperando que se genere moméntum de manera rápida y que la industria pueda ya retomar actividades a medida que las vacunas vayan siendo aplicadas. Se estima que las últimas medidas de confinamientos impuestas serán eliminadas en el verano del 2021. Si eso ocurre, la recuperación deberá ocurrir en algún punto durante el último trimestre del 2021. Para citar a Manuel Dávila, director ejecutivo del grupo DAABON: “Estamos encantados de asegurar a nuestra base de clientes, que el equipo de DAABON en el Reino Unido y en Europa se mantienen 100% comprometidos en ayudar en la cadena de suministro, al mismo tiempo que nos esforzamos por superar estos tiempos difíciles. Todos hemos tenido que recurrir a niveles de resiliencia que quizás no sabíamos que teníamos. Seguiremos buscando formas innovadoras de hacer avanzar el negocio.”

*El esquema de furlough: Si una empresa no pudo operar o no tuvo trabajo para el personal durante la pandemia, los trabajadores podrían ser puestos "en licencia", lo que significa que se mantienen en la nómina y no se les despide. Los empleadores con dificultades pudieron acceder a apoyo a través del Plan de Retención de Empleos de Coronavirus del Reino Unido para seguir pagandoles el 80% de los sueldos del personal.